El nombre propio de la felicidad, de María Jeunet

por
Advertisement
Sobre el libro

El nombre propio de la felicidad, María Jeunet
Fecha de publicación: 31 de Mayo de 2016
Número de páginas: 368

Sinopsis: Mientras Nico, antaño un joven escritor de éxito, trata de arreglar la vida de los que le rodean, la suya va cayendo en un pozo del que cada día le resulta más difícil salir: hace años que no escribe, acaba de mudarse a una polvorienta buhardilla parisina y para conseguir un dinero extra trabaja en el metro de París. 
Sus inesperados nuevos amigos y el dibujo abandonado por una chica misteriosa en los túneles del metro serán los detonantes para que Nico decida, por fin, dejar de preocuparse por el bienestar de los demás y acometa la tarea de su vida: alcanzar su propia felicidad. 
El nombre propio de la felicidad es un cuento de hadas contemporáneo con un protagonista honesto, inocente y optimista que adorarás desde la primera página.

Opinión personal

'El nombre propio de la felicidad' es la tercera novela de María Jeunet, una joven escritora salamantina que empezó autopublicando en Amazon y que ha cosechado unas críticas magnificas; pero es la primera de sus historias que llega a mis manos. A pesar de que en la sinopsis se adivina una novela romántica, que no es un género que suela leer habitualmente, me conquistó que se tratase de una novela positiva y optimista, y también ese pequeño guiño que aparece en su portada "Nico te va a cambiar la vida (quieras o no)". Y tras adentrarme en la historia me di cuenta de que era justo la lectura que necesitaba.

Nico tuvo su gran momento hace unos años cuando escribió y publicó un cuento infantil que aún sigue dando sus frutos. La editorial lleva tiempo apretándole las tuercas para que entregue su nuevo manuscrito, pero Nico está en blanco. Recientemente, además, ha tenido que internar a su madre en una residencia ya que padece demencia senil, así que decide buscar un ingreso extra que le permita hacer frente a todos estos gastos. Es así como acaba trabajando como controlador de seguridad de las cámaras de vigilancia del metro de París. Allí conocerá a sus nuevos amigos y también, de manera complemente inesperada, se enamorará perdidamente de una chica que espera el metro en uno de los andenes.

Ahora que lo pienso, ya sabéis muchas cosas de mí: vivo en una "encantadora" buhardilla de París, soy escritor (y sí, solo he escrito un buen libro, pero estoy esperando a dar mi segundo gran campanazo), hablo alto cuando estoy solo, no me gustan los cumplidos, no sé mentir, tengo un buen grupo de amigos, y nunca he tenido una relación digna de una historia de amor.
Hasta ahora.

No sé como se imaginaría María Jeunet a Nico cuando lo construyó en su cabeza, pero yo, desde el primer momento que empecé a saber de él y de su forma de entender la vida y sobre todo, el amor, no he podido evitar imaginármelo como Ted Mosby, de Cómo conocí a vuestra madre. Un joven que se preocupa más por los sentimientos y los problemas de sus amigos, a quiénes considera su familia, que por los suyos propios, un chico que cree en el amor para toda la vida y persigue la idea de conocer a su media naranja y envejecer juntos amando hasta el detalle más mínimo de la otra persona.

El nombre propio de la felicidad, María Jeunet
La historia está narrada en primera persona por él, por Nico, lo que nos hace sentirnos parte de él desde el primer momento, y sufrir con él y reír con él y compartir sus victorias y sus derrotas. Y junto a él conoceremos a su familia, pero sobre todo a sus amigos. Y es que 'El nombre propio de la felicidad' es una novela sobre el amor, pero también sobre la amistad y la lealtad.

En 'El nombre propio de la felicidad' he encontrado una historia original con la que he disfrutado y me he reído en algunas ocasiones, y me he emocionado en otras. Una historia muy realista cargada de sentimientos que te engancha desde el prinipio y te deja con un gran sabor de boca.

3 comentarios :